Aromaterapia

Tratar la piel del cuerpo, el cutis y el cabello para mantenerlos siempre sanos y bellos con aceites esenciales tiene innumerables ventajas, ya que su acción no se reduce a mejorar el aspecto exterior, sino que actúa también en el interior del organismo, regenerando las posibles causas que en muchos casos determinan el estado de la epidermis y el cabello.

El potencial curativo de la aromaterapia procede de su capacidad para promover la relajación y, al mismo tiempo, generar una sensación de alegría o tranquilidad en el receptor.

“Erase una vez un hombre que padecía una enfermedad que nadie era capaz de curar. Después de mucho viajar, encontró a un sabio médico que le entrego un bastón y le dijo que saliera a caminar con él todos los días.

Al cabo de un mes, el hombre estaba completamente curado. Volvió a ver al médico, que le reveló que la empuñadura de su bastón contenía aceites esenciales, y que el calor y el roce de la mano del hombre liberaban sus propiedades curativas”.