Cosmética Natural

En un sentido estricto, la cosmética natural únicamente usa ingredientes orgánicos o de cultivo biológico y se libera de las sustancias químicas más agresivas. Y la cosmética ecológica, cumple todo lo anterior y además se basa en la utilización óptima de los recursos naturales sin emplear productos químicos de síntesis u organismos genéticamente modificados.

Es decir, va un paso más allá ya que, a la vez que nos protege, cuida del medio ambiente.

“Este tipo de productos abogan por la coherencia; por las fórmulas que no contienen siliconas ni parabenos, y además sólo utilizan  fragancias con ingredientes naturales, amplificando así su eficacia”